Pasar al contenido principal

El Gobierno subvencionará las cotizaciones de los becarios

Cotización becarios Estatuto

Las empresas tendrán pronto un aliciente más para acoger en sus organizaciones a alumnos provenientes de centros educativos para empezar a formarse profesionalmente. Se trata de una subvención de prácticamente la totalidad de las cuotas de cotización. 

En concreto, un 95% para aquellos becarios que eso sí, solo podrán realizar prácticas curriculares en dichos centros sin tener derecho a desempleo. De esta forma, aunque las prácticas no sean remuneradas, la cotización pasara a ser obligatoria. 

Primera fase del Estatuto del Becario 

La intención por cumplir con la cotización obligatoria es clara. Aún con todo, ya en pleno octubre y sin el prometido Estatuto del Becario en firme, las negociaciones para definir el marco que regulará las prácticas en empresas de los estudiantes siguen en el aire. 

Lo que si está claro es que los alumnos que realicen prácticas formativas en empresas u otras instituciones cotizarán a la Seguridad Social por valor de 14,5 euros al mes, sin importar si cobran una remuneración salarial o una compensación por los gastos de las prácticas. 

De hecho, el último borrador del mes de julio entregado por el Ministerio de Seguridad Social, que dirige José Luis Escrivá, ya se establecía una reducción del 90% en la cuota empresarial por contingencias comunes. 

No obstante, fuentes de la negociación consultadas por El Economista apuntan que se elevará a un 95% tras las negociaciones mantenidas entre los ministerios de Seguridad y Hacienda, que ha de dar el visto bueno a la ampliación de esta bonificación. 

Las reuniones del futuro Estatuto del Becario, en pos de mejorar las condiciones de trabajo y formación dentro de las empresas de los estudiantes en prácticas, avanzan en una primera fase en la que tan solo se ha concretado el beneficio de empresas por la tutorización de prácticas. 

Propuestas de los sindicatos 

Con los puntos fuertes pactados, se supone que no debería haber grandes cambios sobre el documento de finales de julio más allá del aumento del 90 al 95% de la bonificación de las cuotas. 

Sin embargo, los principales protagonistas de la negociación colectiva aun tienen cosas que decir. Por ejemplo, uno de los debates que quedaron aparcados fue la pretensión del sindicato CCOO de que las cotizaciones obligatorias incluyan en el caso de las prácticas remuneradas, además de las contingencias comunes, el desempleo.  

De no acabarse incluyendo en el texto final, como todo hace indicar, el Estatuto podría establecer que la cotización consistirá en una cuota diaria por cada día de realización de la práctica, de 0,57 euros por contingencias comunes. 

A su vez, se tendrá en cuenta la exclusión de la cobertura de la incapacidad temporal derivada de contingencias comunes, y de 0,07 euros por contingencias profesionales, con un límite máximo mensual de 12,93 euros por contingencias comunes y de 1,57 euros por contingencias profesionales. 

Estas cuantías se incrementarán en la misma proporción que lo haga el salario mínimo interprofesional (SMI) que, en todo caso, podrán ser objeto de modificación en los próximos Presupuestos del Estado. 

En lo referido a las bonificaciones de una parte de la cotización a la Seguridad Social de aquellos trabajadores que cumplan las funciones de tutores, los negociadores de la CEOE quieren conocer el detalle de las subvenciones que recibirán las empresas que decidan acoger a alumnos en prácticas.  

Aunque no será obligatoria la remuneración, el Estatuto del Becario establece que las empresas deberán compensar a los alumnos por aquellos gastos en los que incurra como transporte o alimentación, entre otros. Y es que, de esa compensación, también podrían negociarse becas u otras fórmulas de subvención.