Pasar al contenido principal

Economistas y Registradores se unen para elaborar una guía EINF

Guía buenas prácticas registradores

El Colegio de Registradores y el Consejo General de Economistas estudiarán la puesta en marcha de actividades conjuntas para incentivar el desarrollo profesional continuo de los profesionales colegiados en aspectos concretos y sobre contenidos compartidos en el ejercicio profesional. 

En particular, en lo que se refiera a la información financiera y no financiera, auditoría, práctica concursal o mercantil, suscribiendo, para ello, los convenios específicos que en cada caso fueran necesarios. 

Convenio de colaboración 

Así lo ha anunciado el Colegio de Registradores, a través de una nota de prensa en la que se ha informado de la firma suscrita este mes por la decana María Emilia Adán, y el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich. 

Así, ambas instituciones se comprometen a la elaboración de una 'guía de buenas prácticas de información no financiera'. Un acuerdo que se ha firmado en el contexto de la jornada sobre los principales cambios del Plan General de Contabilidad (PGC) en la elaboración de la memoria y presentación del modelo de memoria no abreviada de sociedades cooperativas, organizada por el Consejo de Economistas. 

En este acto, la decana de los Registradores señalaba que el Colegio solo pretende ser un instrumento útil para las cooperativas y valoraba, en este sentido, los propósitos de la jornada en la medida en que coinciden con los objetivos estratégicos registrales para mejorar la comparabilidad y la transparencia de la información mercantil. 

Por último, desde el Colegio de Registradores valoran que la adopción de modelos de memoria sectoriales para su uso común en los ámbitos que dependen de las distintas comunidades contribuirá a generar conocimiento para mejorar las decisiones públicas y privadas en el ámbito mercantil. 

Guía de buenas prácticas de seguridad 

No es la primera vez que los profesionales de la propiedad, mercantiles y bienes muebles de España abogan por elaborar una guía práctica con el objetivo de ayudar a los profesionales. Ya el pasado mes de diciembre, el Colegio de Registradores presentaba su manual de buenas prácticas en materia de protección de datos. 

Elaborada con la colaboración de Unión Profesional para ponerla al servicio de organismos e instituciones, se creaba con el objetivo de servir de ayuda a la implantación y mejora de los diferentes servicios centralizados de seguridad de datos en las empresas. 

La guía, dirigida a responsables de tratamiento de datos, permite optimizar esfuerzos, mejorar los sistemas de cumplimiento y reducir costes de implantación a estos profesionales, a la vez que garantizar los derechos de los ciudadanos en materia de protección de datos. 

Además, y de forma complementaria, el Colegio de Registradores facilita abiertamente una aplicación web mediante la que se puede evaluar el estatus organizativo en materia de protección de datos, para facilitar la toma de decisiones a y un plan de acción para llevarlo a cabo.