Pasar al contenido principal

La formación bonificada: esa gran desconocida

Formación bonificada

¿Qué es la formación bonificada para empresas?

La formación bonificada, también conocida como formación programada o continua, es una formación subvencionada que permite que las empresas ofrezcan programas formativos relacionados con la actividad de la empresa o puesto de trabajo para mejorar las habilidades de sus empleados.

Financiación de la formación bonificada

Su financiación proviene de las propias cotizaciones de los trabajadores. El 0,7% de la base de la cotización se destina a cubrir la formación, por ello las empresas pueden acceder a educación específica gratuita para sus empleados.

A pesar de las ventajas de la formación bonificada- trabajadores con más competencias y sistema de bonificación para las empresas- la realidad es que en cada ejercicio, las empresas aportan con sus cuotas alrededor de 2.500 millones de euros de los que, aproximadamente, se quedan sin utilizar unos 500 millones.

Desde hace unos años, los agentes sociales reclaman una reforma de la Ley 30/2015 por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral para dar más facilidades para la formación en las empresas.

En este contexto, hablamos con Marc Solé, responsable del Servicio de Formación Bonificada de Gesdocument (GD), que nos explica las principales trabas que se encuentran las empresas a la hora de cubrir los créditos de formación bonificada y las medidas que podrían tomarse para mejorar el conocimiento y acceso para los trabajadores.

 

P: Cuéntanos tu trabajo en GD en lo que se refiere a la gestión de la formación bonificada para empresas. ¿Cuáles son las principales consultas que te llegan?

R: Soy la persona encargada de coordinar el Servicio de Formación Bonificada, el cual venimos prestando en GD de desde ya hace más de 15 años. Nos encargamos de que nuestros clientes puedan beneficiarse del crédito para formación que toda empresa tiene asignado, asegurando el cumplimiento normativo y liberándoles de toda la carga administrativa que el proceso de bonificación conlleva. Actualmente, sigue habiendo muchas empresas que no aprovechan su crédito, ya sea por desconocimiento o por el trabajo burocrático que conlleva. Nosotros les ayudamos a utilizarlo.

"La Administración debería dar más facilidades a las empresas para el acceso de sus trabajadores a dicha formación"

P: Se habla mucho de la necesidad de reformar la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de FP para el empleo en el ámbito laboral, incluso el Gobierno ha realizado anuncios en este sentido. En tu opinión, ¿cuáles son las principales carencias del actual sistema? ¿Qué aspectos habría que mejorar de cara a una futura ley?

R: La formación de los trabajadores es primordial, tanto para su desarrollo profesional como para el impulso de las empresas. Bajo mi punto de vista, debe reforzarse el derecho a una formación de mayor calidad y más especializada. Asimismo, la Administración debería dar más facilidades a las empresas para el acceso de sus trabajadores a dicha formación.

De cara a una próxima reforma normativa, algunas medidas que yo introduciría en este sentido serían las siguientes:

-Aligerar el proceso administrativo que conlleva la bonificación de un curso.

-Flexibilizar los plazos de comunicación.

-Tomar medidas para incentivar la formación entre los trabajadores menos cualificados.

-Promover la formación bonificada para que sea más conocida en las empresas.

"Nuestra misión es animar y ayudar a las compañías para que aprovechen una ayuda económica muy interesante"

P: Existe un dinero destinado a créditos de formación bonificada que, en la mayoría de los casos, se quedan sin cubrir. Por tu experiencia, ¿cuáles son las trabas que se encuentran las empresas a la hora de cubrir la totalidad de los créditos anuales?

R: A menudo, cuando las empresas ven la laboriosidad del proceso administrativo de bonificación, y más aún en estos tiempos de pandemia, muchas de ellas deciden renunciar al crédito. Nuestra misión es animar y ayudar a las compañías para que aprovechen una ayuda económica muy interesante, la cual, si no se utiliza, se pierde.

 

P: En tu opinión, ¿por qué falla el sistema de formación tripartita? ¿Existe desconocimiento por parte de las empresas y/o trabajadores? (por ejemplo, las empresas no cuentan con un plan de formación interna, los trabajadores desconocen que tienen este derecho y cotizan por ello, etc).

R: Creo que la Administración no da suficiente visibilidad al sistema de formación bonificada, y muchas empresas y trabajadores desconocen su funcionamiento, y otras lo ven como algo demasiado complejo. Falta pedagogía.