Pasar al contenido principal

“Somos mucho más que Manolitos”

Daniel Herrero y Marta Trujillo de Manolo Bakes
Daniel Herrero y Marta Trujillo (Manolo Bakes)

¿Quién no ha oído hablar a estas alturas de los famosos Manolitos? Manolo Bakes es la empresa hostelera responsable de la creación de estos mini cruasanes que han hecho las delicias de tanta gente, así como de otros productos relacionados con la repostería.

Esta joven empresa en continua renovación oferta productos de primera calidad desde la apertura de su primera store en Madrid, en junio de 2018. En menos de tres años han crecido tanto que desde entonces ya tienen más de veinte puntos de venta repartidos en cinco ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Coruña).

Con más de 200 personas en el equipo, Manolo Bakes crece cada día. Daniel Herrero, Director de Personas y Marta Trujillo, responsable de relaciones laborales y talento, nos cuentan algunos de los secretos de la innovadora empresa para la que trabajan:

GD Empresa: Pregunta obligada: ¿Cómo nace Manolo Bakes y de dónde vienen sus famosos Manolitos? En vuestra opinión, ¿cuál ha sido la clave del éxito?

Respuesta Manolo Bakes: Nace en 2017, con la fusión de dos empresas muy importantes para la pastelería en Madrid, Pastelerías Manolo y Crossantino, esta última sirvió de apoyo de marca por su potente visibilidad.

El éxito de los Manolitos viene desde hace unos 20 o 30 años aproximadamente, cuando Pastelerías Manolo abre un local en Colmenar Viejo donde elaboraban todo tipo de productos de repostería. Dio la casualidad que empezó a triunfar unos mini-cruasanes que él hacía, empezaron a tener mucho éxito, a venir mucha gente de fuera a probarlos y fue cuando se le ocurrió llamarlos así.

“La idea es salir fuera a finales de este año o principios del año que viene”

P: Presentes en cinco ciudades con más de 20 puntos de venta. ¿Qué previsión de futuro y de expansión tiene Manolo Bakes? En este sentido, ¿tenéis pensado internacionalizar vuestro negocio? ¿En qué países?

R: Actualmente contamos con 25 establecimientos repartidos en A Coruña, Zaragoza, Barcelona y Valencia, aparte de Madrid. En Barcelona es donde actualmente la empresa está poniendo el foco para la expansión de la marca, ya que recientemente hemos abierto nuestra segunda store que se va a unir a una tercera, junto un obrador que abastezca a estas tiendas.

A largo plazo, tenemos pensado para estos próximos meses abrir en Sevilla y en Granada, de cara a una expansión en la zona sur. Para el año que viene, poder crecer por la zona norte.

Internacionalmente, la idea es salir pronto, no muy lejos por temas operativos referentes al producto. Lo que es seguro es que queremos proyectar la marca de manera internacional mediante un partner fuerte fuera de España para abrir el año que viene, como muy tarde. No obstante, quedan muchas ciudades en España aún para expandirnos.

“Dentro de muy poco tendremos un e-commerce propio”

P: Trabajáis en las ciudades citadas con las principales empresas de reparto de comida a domicilio. ¿Qué ha supuesto la venta online en estos tiempos para una empresa como la vuestra?

R: En Manolo Bakes sabíamos desde el principio que la venta online es muy importante para desarrollar el negocio, como una forma de expandir nuestro producto allí donde este. Una de las prerrogativas de la marca es compartir, que mejor que hacerlo con unas cajas muy chulas y estamos consiguiendo que gran parte de la venta se realice a través de las plataformas de delivery.

Es cierto que dentro de poco vamos a tener un e-commerce propio para poder fomentar la venta online de forma interna, porque es esencial en ciudades grandes como Madrid o Barcelona el delivery está más asentado entre las personas que en ciudades más pequeñas, pero se va fomentando cada vez más.

 

P: Además de los famosos Manolitos, el café arábica o las Palmitas son también algunos de vuestros productos principales. ¿Pensáis en seguir aumentando la carta con nuevos productos de repostería?

R: No paramos de innovar, estamos desarrollando cafés fríos y bebidas naturales y eco, aparte vamos a sacar un nuevo manolito salado llamado ‘Embajador’ que van a crear nuestros empleados a través de un concurso interno para elegir el mejor de ellos.

Siempre hemos intentando vender que no somos sólo Manolitos, pese a ser nuestro producto estrella y conocidos por ello, somos muchísimo más. A parte de la experiencia que podemos brindar dentro de nuestras stores y fuera, todo el producto que ofrecemos como puede ser el café arábica que es uno de los mejores de Madrid, con 7 orígenes y sin torrefacto. Además, queremos comercializar nuestro propio café en cápsulas. No queremos frenarnos solo a vender Manolitos.

 

P: ¿En qué medida influye la innovación de la marca con el éxito que ha tenido la empresa en tan poco tiempo?

R: Todos los trabajadores que formamos Manolo Bakes desde que empezamos sabemos que para crecer debemos digitalizarnos. Queremos aportar el valor necesario a la marca y a los trabajadores para seguir creciendo y poder externalizar las tareas más administrativas con partners de confianza.

Contamos con una serie de herramientas en cuanto a innovación para llevar la operativa y fomentar la comunicación, para poder integrarlas y poder liberar el trabajo más liviano y poder enfocarnos en estrategia y políticas de desarrollo.

 

P: ¿Cómo se gestiona desde RRHH un negocio de hostelería en constante evolución? ¿Cuáles son los principales retos en vuestra área?

R: Tenemos un plan de expansión muy rápido, con 150 altas anuales y eso requiere un proceso de selección potente para que el empleado tenga un compromiso con la marca y nosotros poder ofrecer beneficios y concursos fidelizados.

Una asesoría como Gesdocument nos da un soporte muy fuerte para poder evolucionar y crecer. Los restos que planteamos pasan por mantener este dinamismo porque entramos muy jóvenes y el crecimiento es brutal.

 

Visita la web de Manolo Bakes para conocer más sobre esta empresa.