Pasar al contenido principal

La tecnología española conquista Marte

La tecnología española conquista Marte

El rover de la NASA, Perseverance, llegó por fin a Marte el jueves 18 de febrero. Se trata del proyecto más avanzado hasta la fecha, en el que han participado una serie de empresas españolas para ayudar a dotarlo de los mejores instrumentos tecnológicos, en su misión por encontrar rastros de vida en el planeta rojo.

Para ello, es fundamental la herramienta llamada MEDA (Analizador de la dinámica ambiental de Marte), desarrollado por el Centro de Astrobiología español (INTA-CSIC) y la tercera estación medioambiental española operativa en el planeta, junto a TWINS (de la misión InSight de la NASA) y REMS (que opera desde el Curiosity), que también fueron lideradas por el mismo equipo.

Para completar su tarea, Perseverance cuenta con más tecnología española: SuperCam, un sistema de calibración diseñado por un consorcio de universidades españolas lideradas por la Universidad de Valladolid, que combina técnicas espectroscópicas y de imagen, situadas en la parte superior del mástil, con las que es posible observar a distancia las rocas y la superficie marcianas y establecer su composición química y mineralógica.

El turismo espacial, cada vez más cerca

El turismo espacial se ha convertido en una oportunidad de negocio a nivel mundial. Con vistas puestas en un futuro no muy lejano, hay empresas españolas que quieren estar presentes, como es el caso de Zero 2 Infinity, una compañía creada en Barberà del Vallès (Barcelona) y que tiene como objetivo enviar turistas al espacio desde Andalucía gracias a globos de helio.

La intención de esta empresa es poder subir casi 40 kilómetros, por encima del espacio aéreo controlado y por debajo de los satélites, en un globo de helio con una cápsula presurizada. Una propuesta, no obstante, muy distinta a las que se están desarrollando en otros lugares del mundo, donde apuestan por otro tipo de vehículos más caros como el cohete suborbital.

En lo que se refiere al planeta rojo, la primera misión para enviar humanos a Marte podría estar cerca, según asegura Elon Mask, CEO de SpaceX (empresa estadounidense de fabricación y transporte aeroespacial) quien ha aventurado el año 2024 como fecha prevista.

El entramado de la legislación espacial

La regulación judicial en el sector espacial dista mucho de parecer real si se contempla en la actualidad y a simple vista. Sin embargo, no dejan de ser actividades extraterrestres que plantean multitud de cuestiones que precisan de una solución legal actualizada.

Por ejemplo, cabe preguntarse qué ley rige en el espacio exterior y si un país puede apropiarse de parte o de todo un planeta. En este sentido, ningún Estado puede adueñarse o reivindicar el uso de ningún astro o superficie cósmica. Así lo recoge el conocido como Tratado del Espacio, resuelto en 1967 y que prohíbe estas anexiones avalando la exploración y utilización del espacio ultraterrestre “en interés de la humanidad y para la paz”.

Un tratado que requiere una nueva regulación debido al enorme avance de la investigación espacial desde entonces. Un ejemplo son los Tribunales del Espacio, cuya creación ha sido anunciada por Emiratos Árabes Unidos (EAU) para desarrollar un sistema judicial que pueda mediar en disputas comerciales relacionadas con el espacio exterior, en un momento en el que la sonda emiratí Hope acaba de llegar a Marte.

Según informa el organismo jurídico independiente Tribunales del Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC), este nuevo tribunal estará compuesto por un grupo de trabajo internacional de órganos y expertos de los sectores públicos y privados, que se encargarán de explorar las "innovaciones jurídicas relacionadas con el espacio", así como la creación de una "guía de disputas espaciales".

Relaciones estructurales, al fin y al cabo, que persiguen colonizar cualquier atisbo de incertidumbre más allá de nuestro espacio físico en el afán de ser pioneros de un nuevo mundo.